Crea tu Luz

Iluminación, diseño y más. El blog de Todoluz


1 comentario

Cómo elegir el cuadro más adecuado para nuestra vivienda

Las paredes de una casa se parecen a sus dueños, o al menos la mayoría de las veces. Las tendencias en decoración en este ámbito permiten dejar correr la imaginación y lograr que cada estancia de nuestro hogar tenga la personalidad que siempre hemos imaginado, permitiendo efectos dentro de la vivienda que contribuyen a aumentar las sensaciones de bienestar y de que nuestra casa es precisamente la que nosotros queremos.
Lejos quedan ya los cuadros que se adquirían eligiendo solo el marco, las dimensiones o, en el mejor de los casos, el modo en que quedaba adherido a la pared. Actualmente, las posibilidades se disparan y absolutamente todos los productos de los catálogos contemporáneos se adaptan en forma, tamaño y color a la estancia que tenemos pensado decorar.

En el post de hoy os presentamos la como novedad los cuadros tipo vitrina, en muchos casos con motivos étnicos como en este ejemplo:

Asimismo, se están convirtiendo en tendencia también los bajorrelieves, situados a medio camino entre un cuadro y una escultura. Esta opción, francamente en auge entre los clientes más exigentes e innovadores,  son una opción que aporta calidad y distinción a las estancias y que, con el complemento adecuado en el mobiliario, permiten lograr efectos bastante considerables.

Pero la innovación no solo significa la búsqueda de elementos figurativos o alegóricos. En el campo de la pintura decorativa existe un completo catálogo de láminas. Basta detenerse en el catálogo de MARCOMUEBLE, recientemente incorporado a la web de Todoluz, donde destaca la enorme variedad de medidas y formatos, donde encuentran una presencia destacada los formatos panorámicos, los trípticos y las composiciones.
De hecho, las láminas son una solución económica y muy demandada. En formato panorámico son ideales para colocar sobre el cabecero de la cama en los dormitorios o incluso encima del sofá. Triunfan los motivos relajantes o paisajes idílicos, de los que tenemos múltiples ejemplos, que podemos ver a continuación.

Asimismo, no podemos olvidarnos de las composiciones que se adaptan al espacio y que aportan originalidad y un resultado más personal.

Elegir una obra basándonos en el uso del color. Debemos tener en cuenta la luz de la habitación,  el color de las paredes y el color y materiales empleados en el mobiliario. Buscamos un resultado y el cuadro elegido debe ser parte del conjunto.

Si deseas consultar la oferta en nuestra web, la sección de cuadros y espejos la tienes en la siguiente dirección: http://www.todoluz.es/tipos/cuadros-y-espejos/

Anuncios