Crea tu Luz

Iluminación, diseño y más. El blog de Todoluz


2 comentarios

¡Y se hizo la luz!

Hoy presentamos la disección de un clásico: la bombilla. En nuestros contenidos hacemos referencia a las bombillas constantemente, son la base de la iluminación, pero, ¿qué es una bombilla? ¿qué tipo de bombillas existen? ¿cómo evolucionan las bombillas? Hoy, nos enfundamos la bata de científicos y tratamos de dar respuesta a estas preguntas.

¿Qué es una bombilla?

Una bombilla es un globo de cristal en el que se ha hecho el vacío y dentro del cual va colocado un filamento de un material conductivo, que al paso de una corriente eléctrica alcanza el calor suficiente para crear luz.

Tipos de bombilla

Tipos de bombilla

Incandescentes:

Estándar: Son las más conocidas y antiguas, todavía hoy son las más usadas. En este sistema la luz se produce cuando la energía eléctrica calienta el filamento hasta tal temperatura que llega al punto de la incandescencia, esto es que un metal alcance el color rojo o blanco por acción del calor. De esta forma emite radiación dentro del espectro visible, es lo que se conoce como efecto Joule.

 Ventajas:

Posibilidad de regulación
Buena calidad cromática
Encendido inmediato
Bajo precio de compra

  • Inconvenientes:

Vida media corta, unas 1000 h

Eficacia luminosa inferior

Gran consumo energético

Emiten mucho calor

Halógenas:Lás bombillas halógenas también funcionan gracias al efecto Joole, la diferencia estriba en que éstas agregan al gas inerte del interior de la bombilla un químico halógeno  y su filamento es de wolframio . Lo que las diferencia es que  debido a que las temperaturas de la ampolla debe ser muy altas estas lámparas son de menor tamaño que las tradicionales.

  • Ventajas:

Vida media de 2000h

Tamaño reducido

Mayor temperatura de color, es decir, luz más blanca.

Posibilidad de regulación

Encendido inmediato

Alta capacidad de iluminación

  • Inconvenientes:

Generan mucho calor

Emiten una luz muy intensa, que no es adecuada para cualquier iluminación

Son más caras que las incandescentes

Se recomienda para iluminación focalizada e iluminación ambiental. Esto es para iluminar puntos clave de una estancia.

De descargar o bajo consumo: Las lámpara de descarga son aquellas que incorporan vapor de mercurio o de sodio dentro del tubo  de descarga, que emite radiación ultravioleta de baja intensidad.

Mercurio de baja presión (fluorescentes) En este caso la radiación impacta sobre un revestimiento de fósforo haciendo visible la luz ultravioleta. Estas lámparas necesitan un equipo auxiliar llamado balastro. Produce una luz muy fría y con parpadeos.

Mercurio de alta presión: Similar a la anterior pero con luz blanca, algo más suave, aunque tiene menor rendimiento lumínico.

  • Ventajas:

Vida larga duración, 8000h

Bajo consumo

Elevada eficiencia luminoso

  • Inconvenientes

Necesita un equipo auxiliar

No se puede regular

No enciende automáticamente

Además de los tubos fluorescentes encontramos existen las bombillas fluorescentes compactas o de bajo consumo, con un funcionamiento muy parecido al de los tubos pero con una estructura que encaja en los sistemas de rosca.

  • Ventajas:

Alta duración

Bajo consumo

  • Inconvenientes:

Encenderlas y apagarlas mucho reduce su vida y aumenta su consumo

Precio más alto, pero que se ve compensado por su bajo consumo y duración.

Sodio de alta presión: La bombilla de vapor de sodio de alta presión es de las más utilizadas en el alumbrado público ya que tiene un elevado rendimiento lumínico. Se hacen funcionar con un balastro y un arrancador. Requieren un periodo de cebado de unos cuantos minutos y una fase de enfriamiento antes de que se puedan encender de nuevo.

  • Ventajas:

Alto rendimiento lumínico

Larga vida, 20.000 h

  • Inconvenientes:

Bajo índice de reproducción cromática
Necesita un balastro y condensadores de arranque
Tiempo de espera del encendido
No son regulables

Sodio de baja presión: similares a las de alta presión pero se obtiene una luz muy, muy, amarilla.

Halogenuros metálicos: También se conocen como bombillas de aditivos metálicos o metal halide. Son bombillas de descarga de alta presión que incorporan halogenuros de tierra. Son lámparas de alta potencia y larga vida útil pero que además tiene buena reproducción cromática. Son muy usados en hostelería, industria, superficies comerciales e iluminación profesional. Para su funcionamiento es necesario un dispositivo especial de encendido, puesto que las tensiones de arranque son muy elevadas.

  • Ventajas:

Larga vida útil: de 10.000 a 15.000 h

Elevada eficiencia lumínica

Buena reproducción cromática

  • Inconvenientes.

Para su funcionamiento es necesario un mecanismo especial

Periodo de espera de encendido

No son regulables

LED: Un led es un diodo semiconductor que emite luz. Se usan como indicadores en muchos dispositivos, y cada vez con mucha más frecuencia, en iluminación. Presentado como un componente electrónico, los primeros LEDs emitían luz roja de baja intensidad, pero los dispositivos actuales emiten luz de alto brillo en el espectro infrarrojo, cisible y ultravioleta. Cada vez son más usados en iluminación en formatos y aplicaciones muy diversas.

  • Ventajas

Larga vida útil

Bajo consumo

Versatilidad

Alta eficiencia lumínica

  • Inconveniente:

Continúan en proceso de implantación.

Plasma (experimental): La diminuta bombilla (del tamaño de una píldora) contiene en su interior gas argón y halogenuros metálicos. Así mismo es importante un componente en forma de disco agujereado en su centro al que llaman ‘puck’ (ese es el nombre que dan al disco de hockey sobre hielo los estadounidenses) que servirá como soporte, aislante térmico y lente eléctrica de la bombilla. Según los fabricantes, una de las grandes ventajas de usar esta clase de dispositivos de iluminación es que no hace falta emplear electrodos para dirigir la energía al interior de la bombilla (de hecho la bombilla de plasma, simplemente va colocada en el material dieléctrico que actúa como aislante térmico), de modo que no hace falta establecer conexiones eléctricas entre la red y la bombilla. El trasvase energético se hace por métodos “wireless”. La energía llega hasta la bombilla gracias a una señal de radiofrecuencia generada por un amplificador de energía de estado sólido. Dicha señal es guiada hasta un campo eléctrico que envuelve a la bombilla y se introduce en él. Esto hace subir la concentración de energía en el campo eléctrico a cuotas muy altas, vaporizando los contenidos de la bombilla y haciéndoles alcanzar el estado de plasma, lo cual genera una intensa fuente de luz. Emite un espectro que recuerda mucho al propio espectro de la luz solar. Como ya hemos dicho esta tecnología se encuentra en fase experimental.

¿Sabíais que existe toda esta gama de bombillas?

Anuncios