Crea tu Luz

Iluminación, diseño y más. El blog de Todoluz


1 comentario

Hay que cuidar los ojos, consejos de iluminación para estudiar

Durante las próximas semanas los universitarios se enfrentarán a una de las épocas más temidas del año: LOS EXÁMENES.

Tras conseguir escabullirse de familiares, amigos y mascotas, en estos días pasarán una gran cantidad de horas sentados con la vista incrustada en apuntes, libros y pantallas de ordenador. En estas condiciones los ojos pueden sufrir una gran fatiga, que además puede provocar dolores de cabeza. Por ello, en Crea tu luz  , hemos reunido unos consejos sobre la iluminación más adecuada para estudiar.

  • La habitación debe estar suficientemente iluminada aunque no en exceso.
  • Siempre es preferible el uso de luz natural, aunque las tardes aun son cortas y sabemos que no te quedará más remedio que usar luz artificial.
  • La iluminación debe combinar una luz indirecta, que ilumine toda la habitación, y un foco centrado en el material que estás estudiando, así evitarás los incómodos contrastes de luz y sombra.
  • La luz directa debe enfocarse desde la izquierda si eres diestro y desde la derecha si eres zurdo. No nos olvidamos de los zurdos, que para eso 1 de cada 10 personas lo es.
  • Usa bombillas que no produzcan reflejos o parpadeos, a menudo a simple vista no nos damos cuenta de ello, pero tras muchas horas de exposición pueden llegar a marearnos.
  • Es aconsejable evitar la iluminación con tubos fluorescentes.
  • Lo más recomendado es usar bombillas azules de 40 – 60 W o halógenos.

Si después de leer estos consejos crees que la iluminación de tu zona de estudio no es la más adecuada puedes consultar precios y modelos de nuestros productos en Todoluz 

¡¡Mucha suerte a todos/as!!


Deja un comentario

Ahorrar energía, una inversión segura.

Ahorrar, ahorrar, y ahorrar, algo imprescindible en estos momentos. En Crea tu luz, el blog de Todoluz, intentamos aportar nuestro granito de arena.

El consumo de energía de las familias representa hasta el 30% del consumo energético del país, de éste el 18% corresponde a la vivienda. Un hogar medio consume en España alrededor de 4.000 kW/h, disdribuidos aproximadamente de la siguiente forma: iluminación 18%, frigorífico 18%, calefacción 15%, televisión 10%, vitrocerámica 9%, lavadora 8%, pequeños electrodomésticos 7%, horno eléctrico 4%, agua caliente 3%, micoroondas 2%, secadora 2%, lavavajillas 2%, ordenador 1%, aire acondicionado 1%.

Te damos algunos consejos de cómo ahorrar en la iluminación del hogar. Se trata de unas sencillas pautas que repercutirán positivamente en nuestros bolsillos.

En primer lugar, siempre que sea posible, hay que aprovechar la luz natural. Vivimos en un país que disfruta de entre 2.600 y 2.800 horas de luz al año, beneficiémonos de ello.

En segundo lugar, acostumbrémonos a no dejar encendidas luces que no se están utilizando, así como a no dejar los aparatos electrónicos en “stand-by”. Adquirir estas rutinas no cuesta nada en esfuerzo y sin embargo sí nos cuesta diariamente en dinero.

Cuando tengamos que comprar un nuevo electrodoméstico elijamos uno de clase A++, ahorran hasta un 80%. Regulemos el frigorífico, congelador y aire acondicionado a las temperaturas aconsejadas.

Además respecto a la instalación normal de cualquier hogar:

  • Es aconsejable sustituir las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo, ya que ahorran hasta un 80% de energía y duran hasta 8 veces más.
  • También es conveniente usar tubos fluorescentes  donde se necesita mucha luz durante muchas horas, por ejemplo la cocina.
  • En zonas de paso, como vestíbulos, garajes y zonas comunes de los edificios, es recomendable colocar detectores de presencia para que las luces se enciendan y apaguen automáticamente, reduciendo así consumos superfluos.

 

Actualmente existen numerosos modelos de bombillas LED, que se adaptan a numerosas necesidades  tanto en lo que se refiere a funcionalidad como a diseño. Los especialistas de centros de iluminación podremos aconsejarte en cada caso concreto.

En definitiva, si bien es cierto que en un primer momento realizar estos cambios puede suponer un pequeño esfuerzo extra en nuestra economía familiar también lo es que nos veremos recompensados al abrir las facturas.

¿Qué otros trucos y consejos nos proponéis?